Viajar en solitario
Experiencias

Viajar sola por primera vez – Experiencia y consejos

Vivir la aventura de viajar en solitario para poder contarlo. Te cuento mi experiencia con lo bueno y lo malo de mi primer viaje sola.

En esta entrada no he querido explicar el viaje como tal, me he querido centrar en la experiencia de viajar solo, las sensaciones y lo que aconsejo bajo mi punto de vista. 

Estoy segura de que todos alguna vez en nuestras vidas pasamos por un momento de turbulencias (y varias veces). Es normal y como tiene que ser. Cuando tienen que haber cambios, la vida te sacude para que te muevas de tu zona de confort. Es incomodo, doloroso, estresante…pero aprendes y vale la pena.
Hace unos años ese era el punto en el que me encontraba. El mundo se me hizo bola y no sabía por dónde empezar a poner orden.

Si algo tengo claro de mí es que soy muy intuitiva, y cuando me saltan las alarmas, me tengo que guiar por la brújula que todos tenemos dentro y nos mantiene vivos. Mi Pepito Grillo, así es como llamo yo a la voz de mi consciencia, me pedía ir lejos para ver todo con otra perspectiva. No vayas a creer que soy la persona más decidida del mundo. La voz de mi consciencia tiene múltiples personalidades. Lo mismo es muy decidida, que tiene a su antagonista saboteando cada decisión que vaya a tomar. Por una vez no le di mil vueltas al tema. Me senté en casa dispuesta a comprar un vuelo y largarme.

Las reacciones

¿SOLA? Deberías ir con algún amigo. ¿Estás loca, y si te pasa algo? Eso me decía mi madre de lo más alarmada.

No siempre vas a tener a gente a tu disposición, ya sea por que trabajen, no tengan dinero o cualquier otro motivo. Incluso puede que en ese momento te sientas solo y no tengas con quién ir. No esperes a nadie, el tiempo no espera a nadie. Tampoco puedes tener miedo de que te pase algo porque todo lo que pueda sucederte, bueno o malo, sucederá y de miedo no se vive.
mi experiencia viajando sola

Destinos y consejos para viajar solo por primera vez

Está claro que hay lugares del mundo donde no me atrevería a ir sola y siendo realistas, aún menos siendo mujer. Tristemente no siempre es igual para nosotras en algunos países. De lo que sí estoy segura, es que todo el mundo debería vivir la experiencia de viajar solo, por lo menos una vez en la vida.

A la hora de escoger un destino para viajar solo por primera vez, considero ideal cualquier país Europeo. Si resides en la UE te quitas de muchas historias, lo que buscas es vivir la experiencia sin complicaciones:

No te comes la cabeza por si hay cambio de divisa, tienes roaming (depende de tu compañía telefónica), con que chapurrees algo de inglés, ya te haces entender, vuelos cortos, la gente es amable (siempre hay excepciones), no tenemos una cultura muy marcada y por lo general somos bastante abiertos de mente.

Consejos útiles para la experiencia

  • Si te apetece ir de mochilero varios días/semanas, planifica tu recorrido previamente. Ten en cuenta las distancias entre destino y destino, el método de transporte que vas a utilizar y a cuánto oscila el precio de este. Si prefieres improvisar, te recomiendo que al menos vayas con algunas ideas en mente. Más adelante te explico la razón en base a mi experiencia.
  • A la hora de escoger alojamiento, intenta que este no quede en la periferia, busca información sobre la zona donde se encuentra y curiosea las reseñas de otros viajeros. Yo siempre me fijo más en las negativas, y si hay algo que se repite, mejor busco otro lugar.
  • Cuando vayas a decidir los destinos que vas a conocer, intenta que sean completos, que puedas estar entretenido visitando lugares, museos, que haya oferta gastronómica… En resumen, que no te vayas a aburrir y por consiguiente a sentir muy solo, que puedas tener la cabeza y los sentidos a toda marcha y disfrutando.
estacion tren
florencia

Equipaje

Como buenos mochileros y viajeros low cost que somos, no hace falta aclarar que viajamos ligeros de equipaje siempre. Las chicas somos más de llevar “por si acaso”, siempre hay una primera vez. Viajas solo por primera vez, pues que sea tu primera vez sin por si acaso. Siempre está bien llevar un dinero exclusivamente para imprevistos, como por ejemplo si se pone a llover y necesitas un paraguas o te has olvidado el cepillo de dientes.

Algunos tips para no llevar equipaje de más / ahorrar dinero:

  • Durante el vuelo puedes llevar un bolso de mano de la medida de una mochila de colegio, esta queda incluída en el precio. La controlas tú y te ahorras la espera en las cintas.
  • En el equipaje de mano puedes llevar hasta 1L en líquidos repartidos en envases individuales de hasta 100 ml. Llévate productos de aseo.
  • Hazte de unas bolsas para organizar tu equipaje. Si doblas las prendas al estilo Marie Kondo ganarás espacio. Ten en cuenta que existen las lavanderías, no necesitas todo tu armario.
  • Si reservas por Booking, en el apartado de servicios puedes revisar qué tiene el alojamiento a disposición del cliente. Guarda equipaje, Wi-Fi gratuito, secador de pelo, productos de aseo… En mi caso, si tienen secador de pelo ese hueco que me ahorro. Otros disponen de cafetera o microondas en la habitación y para comer tranquilamente es ideal. 
  • Hay supermercados que tienen un pequeño rincón con microondas y un par de taburetes para que puedas comprar y calentarte la comida. Venden mucha variedad de productos individuales y raciones pequeñas. A lo que me refiero, es que puedes ir a comprar comida sin el miedo de tener que tirar la mitad porque te tienes que ir a otro lugar o porque solo comes tú.

Italia allá voy

Escogí Italia. Parecía yo la protagonista de la novela Come, reza, ama (si no has visto la película o leído la novela, estás tardando).

Fueron varias las razones para vivir la experiencia:

  1. El idioma, para mí, el más bonito del mundo.
  2. Vuelos baratos.
  3. Vuelos cortos.
  4. Aeropuerto de origen cercano (Girona).
  5. ¿Dónde hay más historia que en Italia? Las mismas calles ya son un museo al aire libre.
  6. ¿Quién rechaza un plato de pasta, un gelatto o una pizza?.
  7. Ya había ido anteriormente a Roma y me gustaron las sensaciones del país.
Gelateria Santa Trinita, experiencia comiendo
Gelateria Santa Trinita, Florencia
Trapizzino, Mercado central de Florencia
Trapizzino, Mercado Central Florencia

Compré los vuelos con una semana de antelación. La salida era desde Girona y el destino Pisa. No pensé mucho más en ese momento. Dos días antes del viaje reservé un hotel para 3 noches en Pisa y pensé que el resto ya lo improvisaría estando allí.

Te recomiendo utilizar Skyscanner, es un comparador de vuelos donde podrás encontrar buenas ofertas.

Otros países que pueden interesarte

Si Italia no te convence, dos destinos ideales para viajar en solitario son:

Francia es otro destino perfecto para viajar en solitario, te dejo un par de entradas para inspirarte: Qué hacer en Clermont-FerrandAnnecy en diciembre

Portugal, en concreto Oporto. Una ciudad pequeña, fácil de recorrer y además muy económica en comparación. Si decides ir varios días, las conexiones de tren son buenísimas para recorrer el país. Te dejo dos entradas: Guía práctica para viajar a Oporto por primera vez y Dónde comer bien y barato en Oporto.

Viajando sola por Italia

No fue hasta que despegó el avión que pensé: –madre mía Sara, estás loca. Sentí miedo y me vi rodeada de extraños, pero ya no había vuelta atrás. Iba a vivir una experiencia que cambiaría mi vida y yo sin saberlo.

Pisa

Pisaba suelo italiano y solo sabía que había un shuttle que por 5 € te dejaba en el centro de la ciudad, seguí las indicaciones y fui haciendo por inercia.

Con razón los vuelos me habían salido baratos, hubo un temporal de narices y encontré toda la Piazza del Miracoli nevada. Por suerte era febrero y llevaba ropa de abrigo, pero aquí la menda no había mirado la previsión del tiempo. ¡Sorpresa!

pisa, experiencia
la nazione

Mi primer alojamiento quedaba junto a la famosa torre de Pisa. Quise que fuera en una zona concurrida para poder moverme con más seguridad. En este pasé 3 noches, cosa que es exagerada, porque Pisa no necesita tantos días, pero me sirvió para aposentarme emocionalmente y no estresarme. Hice el checkin, acto seguido me tiré en la cama y pensé: ahora qué hago yo aquí sola / no pienso salir ningún día / vuelvo ya a casa. Cerré los ojos media hora y fin de la tontería, salí a comer algo.

Durante esos tres días recorrí la ciudad de punta a punta un montón de veces, entré a todos los supermercados (me encanta ver los productos de otros países), fui a la biblioteca, me probé ropa que no llegué a comprar, incluso pagué pases diarios para ir a un gimnasio. Fueron 72 h, pero sentí que llevaba una vida residiendo allí.

Obviamente, tenía que seguir con mi ruta, así que los ratos que pasaba descansando aprovechaba para ver cuál sería mi siguiente destino. Aquí es donde entra el hecho de planificar tu viaje previamente, como he mencionado en el apartado de consejos. Pisa no necesita 3 días, si lees blogs y buscas información te ahorras estas cosas de principiante, además de que tus ratos de descanso no los vas a pasar buscando nada, ni agobiado por ver dónde dormirás la próxima noche.

la experiencia de viajar en solitario

Florencia

En uno de los paseos durante mis días en Pisa, fui a cotillear a la estación de trenes los horarios y precios en las máquinas expendedoras. Son unos 9 € el viaje y tarda alrededor de 1 h. VALIDA TU BILLETE ANTES DE SUBIR AL TREN. Encontrarás unas máquinas pequeñas, donde introduces el billete y sale sellado con la hora.

Sí, me multaron con 60 €, también por novata y por encontrar a un revisor borde que no le gustó que fuera Española y me remeaba constantemente. El aviso de validación aparece escrito en pantalla y lo avisan por megafonía, pero yo iba en mi mundo preocupada por no equivocarme de tren. Todavía recuerdo a una mujer reclamándole al revisor que no fuera tan cruel, que solo era una turista y había pagado mi billete, pero no funcionó. O pagaba la multa o me quitaba el DNI y pasaba con la policía. Aún y así, esos detalles se agradecen. Otra anécdota más para el bolsillo.

experiencia
Piazzale Michelangelo, Florencia

Reservé un B&b junto al Duomo, más concurrido imposible. Florencia es maravillosa y está llena de vida. Pasé dos noches conociendo cada rincón. El hecho de moverme por Italia sola, cogiendo el tren y ver que todo iba saliendo como planificaba me empoderaba.

Caminé una barbaridad, ir solo y sin horarios da para mucho. Si te preguntas si paseaba por la noche, la respuesta es sí, a más tardar me daban las 12 de la madrugada y aún había ambiente.

El alojamiento que reserve con vistas al Duomo era un B&b, disponen de habitaciones individuales y el desayuno se servía en un bar en la plaza del Duomo. 

Duomo florencia
Duomo de Florencia
b&b florencia experiencia
Vistas desde B&b Di Piazza del Duomo

Siena

Una de las ciudades más bonitas de la Toscana por su patrimonio, aunque pequeña.
Esta vez validé mi billete. Quizá no era necesario hacer noche aquí y hubiera sido mejor visitarla en una mañana, pero hice noche y desconecté del bullicio que había vivido los últimos días en las grandes ciudades. Me sirvió para desconectar, hacer balance, ver en qué punto estaba respecto a antes de iniciar mi viaje. Creo que está bien incluir algo así de tranquilo en tu ruta si el motivo de tu viaje en solitario es similar al que cuento. La gente me resultó más cercana, como la de los pueblos y el hotel en cuanto a comodidad, fue el mejor de todos.

Siena
Siena
Hotel en Siena, Experiencia
Relais La Corte dei Cavalieri

Excursión a Lucca

Solo hay una razón por la que fui de excursión a Lucca, la Pizzería da Felice, bueno, y que es una ciudad amurallada con encanto. Fui a pasar unas horas y me volví a Pisa.

lucca experiencia
Lucca
panino
Pizzería da Felice, Lucca

Vuelta a casa

La noche antes de volver, escogí una habitación en una casa compartida. La experiencia fue diferente, tenía mi habitación privada, pero el resto eran zonas comunes y me sirvió para conocer a otros huéspedes. Después de varios días sola, me vino bien interactuar con otros viajeros. Este alojamiento fue el más random de todos. Me quise ahorrar el dinero del shuttle y escogí dormir a 15 minutos andando del aeropuerto de Pisa para poder ir yo. Lo gracioso, es que quise comprobar los 15 minutos para que no hubiera contratiempos y acabé en el Ikea. La única cosa que compré en todo el viaje fue un cuenco de madera de Ikea. A día de hoy lo tengo y además lo conservo con especial cariño.

  • Te dejo el enlace al alojamiento que reservé para pasar la última noche en Pisa y cerca del aeropuerto: My Way

Conclusión

Cogí la perspectiva que necesitaba, más seguridad en mí misma y llegué con tal claridad mental que decidí alquilar mi casa y mudarme durante unos años.

No hay viaje en solitario que por bien no venga

  • Compara precios y encuentra el vuelo más barato aquí

  • Reserva el alojamiento perfecto aquí

  • Haz actividades y excursiones por todo el mundo y en tu idioma aquí

  • 5% de descuento en tu seguro de viaje Heymondo aquí

  • 5% de descuento en tu tarjeta eSIM para tener internet en cualquier lugar aquí

  • 5% de descuento en tu seguro de viaje con IATI aquí

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *